Posted on

El mantenimiento adecuado es primordial

image_print

De la práctica: Consejos de GRANIT para el mantenimiento de las baterías

Una batería seca o defectuosa provoca un costoso tiempo de inactividad y estrés. La causa más habitual es una carga insuficiente que, sin embargo, se puede prevenir con el cuidado adecuado. Con nuestros consejos prácticos, podrá ofrecer a sus clientes el mejor asesoramiento ya en el momento de la compra de baterías nuevas.

Sin mantenimiento no significa sin recarga

Lo que muchos no saben es que las baterías que no requieren mantenimiento deben ser cargadas igualmente. El término «Sin mantenimiento/ maintenance free» sólo significa que la batería pierde tan poco líquido que no es necesario rellenarla. Cargar suficientemente la batería sigue siendo esencial. Por ello, el nivel de energía a añadir debe ser al menos igual al extraído.

Tenga en cuenta la autodescarga

Las baterías están sujetas a una autodescarga constante. Sobre todo durante el invierno es habitual que las baterías fallen debido a reacciones químicas que reducen su rendimiento y, al mismo tiempo, a que cuesta más arrancar el motor por el frío. En verano también las temperaturas especialmente elevadas aceleran la autodescarga y provocan daños en la batería. A esto se le añade la relación de cortos periodos de uso de algunas máquinas agrícolas. En la mayoría de los casos, el tiempo de funcionamiento del motor no llega para recargar la energía consumida durante el proceso de arranque. En cuyo caso, si la carga de la batería es demasiado baja, se dañará por sulfatación y perderá capacidad útil.

Ojo con la reparación

Usar la batería con el motor apagado o los procesos de arranque frecuentes, como por ejemplo para realizar pruebas durante la reparación, pueden provocar fallos en la batería si ya está dañada o insuficientemente cargada. Incluso después de arrancar el motor con pinzas, el alternador por sí solo no podrá recargar completamente la batería. Se requiere emplear un cargador externo.

Así de sencillo es el mantenimiento de la batería. Resumen de nuestros consejos para sus clientes:

  • Compruebe con regularidad la tensión de la batería en reposo. Una batería completamente cargada tiene una tensión de 12,7 V. La recarga debe realizarse como máximo cuando la tensión en reposo sea de 12,4 V. Para ello, basta con un simple comprobador de voltaje o un multímetro.
  • La superficie de la batería debe estar siempre limpia y seca, de lo contrario, pueden formarse corrientes de fuga que descarguen aun más la batería.
  • Revise la batería y las conexiones de los cables con regularidad y apriételas en caso necesario.
  • Las conexiones de los cables deben estar siempre limpias y bien engrasadas.
  • Una recarga externa de la batería al menos dos veces al año evita una carga insuficiente.

« Atrás a la página principal Categorías: Productos destacados, Webshop